viernes, 12 de octubre de 2018

El Sueltabilis

En estos días de hiperconexión tenemos choricientos "amigos" (nótense las comillas) de los que nos llegan sus opiniones sobre todo. Gracias a estas nuevas formas de comunicación, de un tiempo a esta parte ha aflorado un nuevo especimen que antes estaba más oculto: el Sueltabilis.

El Sueltabilis es aquel que constantemente se está quejando de todo y de todos. El es el más agraviado por todo. Cree tener menos derechos que nadie, es el más afectado por la crisis o a él le recortan sus libertades individuales más que a nadie (aunque no tenga en cuenta la forma en que afectan sus propias decisiones al resto de los humanos). También se quejan de lo mal que se vive en estos días, que en el pasado todo era mejor, aunque esté constantemente usando herramientas para llorar de todo que en esos tiempos añorados ni se imaginaban.

Otra característica del Sueltabilis es que se cree en el derecho de opinar de cualquier cosa aunque no tenga ni idea de lo que dice, pero es incapaz de tolerar ni escuchar las opiniones de los demás. No son capaces de entender que la libertad de expresión es un camino de dos vías. Suelen utilizar con frecuencia el mantra "Soy una víctima de lo políticamente correcto", que es una forma sutil de decir que todo aquel que no piense como él es directamente imbécil.

Antes era capaz de respirar hondo cuando tenía un Sueltabilis al lado pero mis pulmones ya están saturados, así que he tomado la decisión de alejarme más de esa gente. A ver si con un poco de suerte el día que por fin se corten las venas no me pillen a su lado y me salpique su sangre. Porque cada vez estoy más convencido que ese tipo de gente es muy tóxica y se merecen el ostracismo puro y duro.

Pseudoalucinación parasitaria de hoy: La otra mejilla - Tahúres Zurdos.

8 comentarios:

  1. Es una decision sabia, la de alejarse de esas fuentes de controversia y drama. Sueltabilis es mi nuevo adjetivo favorito. ��

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro de haber elegido acertadamente la palabra :-)

      Eliminar
  2. Uff, yo de estos ando rodeado y veo el mundo plagado. Yo creo que es una invasión extraterrestre pero que en vez de ser la de los Ultracuerpos que andaban con las vainas aquellas, es la Invasión de los Sueltabilis, y poco a poco toda la gente que tenemos alrededor está siendo eficientemente sustituida por sus dobles Sueltabilis.
    Que fatiga tanta queja y tanta opinión superflua, de veras.
    La canción de los Tahures, muy rabiosa, y buen himno contra los SUeltabilis de todos esos sufridores resignados que día a día se dejan ( nos dejamos ) intoxicar por todo lo que sueltan.
    He empatizado mucho, sí, ¡pero es que de verdad, esto está plagado!
    Feliz semana, majete.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En el fondo me reconforta saber que no soy el único que está cansado de estas actitudes. Qué bien que todavía quea un poco de empatía por el mundo.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Gente así toleras y soportas durante toda la vida, pero llega un momento (cuando cumples años) en el que dices: "qué necesidad tengo de aguantar a gente así?" y es cuando se toma la decisión que tú sabiamente has tomado. Enhorabuena!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias. La verdad es que leyendo los comentarios me reconforta saber que mi hartazgo es compartido.

      Un saludo.

      Eliminar
  4. Diablos, se me hace que yo soy un sueltabilis!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No creas, que leo tu blog y el listón ya lo han puesto muy alto.

      Eliminar