lunes, 1 de septiembre de 2014

Inauguración

Buenas a todos y bienvenidos,

Hace unos años tuve un blog donde contaba mi vida. Un día me cansé y lo borré, ya que Facebook vino a sustituirlo. Sin embargo, hay varios motivos que han hecho retomar la idea.

El más importante de todos ha sido mi reciente, y a la vez tardía, aceptación de mi homosexualidad. Esto, unido a que vivo en un pueblo no muy grande hicieron que el primer sitio donde fui a encontrar no se sabe muy bien qué fue internet. Han aparecido blogs fabulosos que merece la pena seguir y creo que ha llegado la hora de compartir también lo que se me pasa por la cabeza.

Espero que todas estas palabras no caigan en saco roto y sean leídas por unos pocos "ciberojos".

Voy a recuperar una costumbre de mi antiguo blog: las pseudoalucinaciones parasitarias. Una antigua amiga que estudiaba psicología me comentó que recibe ese nombre la sensación de tener una canción en tu cabeza que no puedes dejar de tararear. Me encanta la música y si no estoy escuchando nada siempre tengo una canción en mente, así que me parece una buena manera de cerrar cada post. Intentaré que, de alguna manera u otra vayan relacionadas.

Un saludo.

Pseudoalucinación parasitaria de hoy: Introducción y vengo a hablaros - Labordeta.


12 comentarios:

  1. Encantado de que vuelvas a la blogosfera y leer lo que tienes que compartir con nosotros. :)

    ResponderEliminar
  2. Llego a tu espacio desde la "casa" de Christian y bueno, aunque leí todas las entradas posteriores a ésta, me ha parecido bien por ser la primera vez empezar aquí...Decirte lo primero que me ha encantado lo de las "pseudoalucinaciones parasitarias" porque justo el otro día sentía yo algo así con una canción ( el otro día y muchos más!!! ) y no contaba con esta definición tan estupenda.
    Sobre lo demás, pienso que el blog es una buena herramienta para un montón de cosas y seguramente en este momento que estás viviendo tú ahora, puede ayudarte como vía de escape para contar y compartir. Yo no te voy a ayudar mucho porque gestiono pésimamente mi vida privada, jajaja, pero no me corto para dar aliento y consejos que, como dice el refrán, para mi no tengo. También pensaba recomendarte algun blog que te pudiese resultar de utilidad pero resulta que todos los que se me ocurrían ¡aparecen ya en tu "lista de blogs"!, parece que compartimos espacios comunes ;)
    Entonces nada, un abrazo y nos vemos aquí entre el pulpo y el garaje...

    ResponderEliminar
  3. Bienvenido pues, un-angel.

    Me alegra que te guste lo de las pseudoalucinaciones parasitarias. Me imagino que lo de vivir "pseudoalucinado" es algo muy común, spobre todo a los que nos gusta escuchar música.

    Espero que lo del blog llegue a bien puerto y me traiga más alegrías que penas. Aunque sean consejos que para ti no tengas será un placer obervar puntos de vista diferentes al mío, de todo se aprende.

    Sobre otros blogs, no será por haber navegado y leído ;-)

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Bienvenido a la esfera blogueril de parte de otro que tardó mucho en aceptarse. Espero que te sigamos leyendo durante mucho tiempo.

    Yo también ando todo el día con música; como se me meta una canción en la cabeza, me cuesta mucho sacarla.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienhallado Driver, espero tener cosas que contar, y que sean más buenas que malas.

      La música siempre anda por mi cabeza, y las de Objetivo Birmania... Más ;-)

      Eliminar
  5. Pues en mi caso te descubro gracias a la mención de Un-angel y a partir de ahora te seguiré por supuesto. Un saludo y bienvenido aunque ya lleves un tiempecito publicando

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienhallado Desgayficando. Coge sitio.

      Un saludo.

      Eliminar
  6. Aquí otro que viene a leerte por algún comentario que habías escrito para un-angel o el Sr. Ingebrethsen... Únicamente he leído lo que has escrito en septiembre (mañana, leeré otro mes más; así hasta que me ponga al día), así que voy con un poco de retraso, pero ese es mi sino: tardé 37 años en bajar al planeta Tierra, así que por llegar unos meses tarde a este blog, no pasa nada.

    Neno, don't panic! Cada cual tiene su ritmo. Nada más. Hay ritmos rápidos y ritmos lentos. Y todos pueden ser igual de buenos. Sólo se trata de elegir el que te guste en cada momento. Y si no me crees, ya que te encanta la música, voy a hacer trampa: ¿A que hay música lenta fabulosa? ¿Y a que también hay canciones rápidas estupendísimas? ¿A que no siempre te apetece escuchar lo mismo? Con las personas pasa igual: todos somos distintos y podemos elegir en cada momento, qué ritmo llevamos, ¿verdad?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bienvenido al foro Haddoquin.

      Efectivamente, el cuerpo pide canciones lentas o rápidas según el estado de ánimo. Mirando hacia adelante, es cuestión de avanzar despacio o lento, pero no quedarse quieto.

      Un saludo.

      Eliminar